DEPURACIÓN 2017

Hay que dejar espacio para lo nuevo. Todavía estamos a tiempo para limpiarnos de los excesos del 2017.

Este es el momento de pausar, reflexionar sobre qué aprendimos, qué logramos, qué tenemos que cambiar y… ¡prepararnos para lo mejor!

Aquí te digo cómo hacerlo.

1. Prepárate mentalmente. No porque sea un nuevo año quiere decir que todo será “color de rosa”. Decidirte a pensar y actuar positivamente es de suma importancia.
Pensar positivamente es un factor que puede ayudarte, motivarte. Por el contrario, no hacerlo puede estancarte y molestarte. Proponte mantener un estado mental positivo y no apegarte emocionalmente a las circunstancias negativas que surjan a tu alrededor. Al final todo pasa. Ya vez... este año también pasó.

2. Establece tu mantra para el nuevo año.
Un mantra es una palabra o un conjunto de ellas que tienen el propósito de mantenerte enfocado en lo que quieres y producir algún tipo de transformación personal. Aquí te comparto tres mantras que uso con regularidad. “Las bendiciones me alcanzan donde quiera que voy”. “Todas las cosas obran para mi bien”. “Todo lo que necesito saber me es revelado”.
Puedes crear tu propio Mantra. Por ejemplo... Tuve la oportunidad de trabajar en un grupo interdisciplinario con damas que deseaban reducir su peso. Este fue el Mantra que creamos: “Cada día me acerco más a mi peso ideal y estoy más buena”. Procura que sea corto, que su expresión sea positiva, y que te sientas cómodo con tu mantra.

3. Asiste a alguna actividad de re- conexión espiritual o realiza tu propio ritual. Los rituales se han usado a través de la historia pues nos dan un sentido de conexión más íntima con el presente y con aspectos espirituales y metafísicos. El simbolismo del ritual tiene la particularidad de filtrar información al subconsciente, por lo que es más fácil a nivel consciente moverte en la dirección que te propones. Rituales para soltar y /o cerrar capítulos son muy buenos para comenzar el nuevo año. Puedes hacer una lista de lo que sea necesario dejar o soltar con este año que se va y quémala en un lugar seguro. Añádele un mantra, como por ejemplo: “Romero, romero, que se vaya lo malo y que venga lo bueno” y prepárate para recibir el nuevo año.

4. Establece tus resoluciones.
Comienza el año con una de ellas. Busca el calendario y ponle fecha a tus resoluciones y planes y trabaja duro en ellas. Si quieres integrar algunas de índole espiritual entra al enlace que te comparto y verás algunas ideas. https://wilfredorobles.com/uncategorized/empieza-el-2018-mega-conectado-las-5-resoluciones-espirituales-para-fin-de-ano-que-no-deben-faltar-en-tu-lista/

5. Decide perdonar. Siempre hay alguien a quien perdonar. Comienza por ti, por tus familiares, tus vecinos y continúa por tu ex pareja y por tu jefe. Seguir cargando situaciones y malos entendidos es restarle fuerza a la energía que necesitas para comenzar el nuevo año. Proponte dejar toda carga emocional negativa y haz acopio del dicho, “Borrón y cuenta nueva”.

6. Proponte conocer nuevas personas que hablen de ideas, de proyectos y no de otras personas. Atrévete a salir de tu zona de confort y ábrete a la aventura de conocer y hacer nuevos contactos y amistades. El gimnasio, la cafetería, la iglesia, el parque y hasta el supermercado son lugares donde puedes romper el hielo y conocer gente interesante. ¡Atrévete!

Espero que estos consejitos te sean de bendición.
Además de desearte que te rías mucho y que duermas bien, es mi deseo que este nuevo año te lleve a encontrarte contigo mismo. Y que puedas amarte con la suficiente honestidad para darte cuenta de tus propias debilidades y, por qué no, también de tus bestialidades.
Que la paz sea tu emoción dominante y que puedas soltar con facilidad aquello que no nutra tu alma, como por ejemplo: relaciones tóxicas, ese empleo o trabajo que no te gusta y que ya es tiempo de dejar, pensamientos y emociones negativas, etc. Tu alma sabe qué dejar. Recuerda ponerlo en la lista que te mencioné.

Espero que puedas dedicarte tiempo para ti y que puedas disfrutar de tu compañía y por supuesto, de quien desees también.

¡Pásala lindo! ¡Feliz año 2018!