EL MINDFULNESS NUESTRO DE CADA DÍA (MNDCD).

Si eres de los que quieren meditar, pero no meditas porque no tienes tiempo, llegas muy cansado, te duermes meditando o cualquier otra excusa, razón o motivo, Minfulness o Atención Plena es la solución a tu problema.   Mindfullnes es un método meditativo que puedes realizar en cualquier momento del día, casi 24/7.

Mindfulness es un estado mental de atención. Pero no cualquier atención. Durante el día estamos atentos a muchas cosas. Eres consciente de que oyes, de que hablas, de que estas sentado o caminando, o moviéndote. Pero… ¿Estás TOTALMENTE CONCIENTE? Mindfulness requiere que se le preste total atención al momento presente. Minfulness requiere lo que su nombre significa, atención plena y deliberada. Uno de los propósitos de la meditación es recoger la mente, y durante lo que he llamado el MINDFULLNESS NUESTRO DE CADA DIA, puedes meditar y hacer un placentero recogido mental en cualquier momento y sin que nadie se entere.

Un ejemplo del MNCD es prestar atención consciente a las habilidades de uso diario como el escuchar, hablar, caminar y comer.

Si quieres poner esto en práctica lo primero que tienes que hacer es decidir cuál será tu estado mental. Como ya mencioné, estás atento, pero NO TAN ATENTO. Para practicar MNDC, tienes que decidir en que momento lo vas a hacer y hacerlo. MNCD REQUIERE DELIBERACION.   

Por ejemplo, cuando estás conversando con alguna persona, tienes la oportunidad para practicarlo. Decide prestar atención completa. Pon a un lado el celular, no textees, no mires mensajes, solo escucha, presta atención, relájate.  No desvíes tu atención a cómo se ve, o a qué tiene puesto la persona. Solo escucha, sin juzgar. Si la vocecita en tu interior comienza a entrometerse a evaluar y buscar respuestas, regresa a escuchar. Evita la tentación de opinar.  Este ejercicio tiene el doble beneficio de que te permite practicar atención completa mientras permites a alguien expresarse.  Míralo como una manera relajada de mejorar las relaciones humanas.

A la hora de hablar. Puedes aprovechar y realizar el MNCD. Para muchas personas este es el paso más difícil, ya que nuestras preocupaciones, deseos y emociones son expresados mediante la palabra, y prestar atención plena requiere que no seas reactivo al hablar y que no digas lo primero que piensas. Evalúa antes de hablar. ¿Qué quieres decir realmente? ¿Qué quieres lograr con eso? ¿Qué aporta lo que quieres decir? ¿Cuál y cuánto lenguaje corporal usas al hablar?  Una buena manera de practicar la atención completa mientras hablas es usar el filtro de los 5 criterios enseñados por Buda. Pregúntate… ¿Es verdad? ¿Es de buen gusto? ¿Es útil? ¿Es el momento para decirlo? ¿Aporta harmonía?

Caminar es una buena forma de practicar MNCD.   Esta es la más que me gusta especialmente si he estado horas sentado escribiendo. ¿Te has sentido caminar? ¿Como pisas? ¿Como se mueven tus brazos y tus caderas? ¿Cuán erguido caminas? ¿Hacia dónde miras cuando caminas? Cobra conciencia de esto sin alterar en nada como lo haces. Si tienes la oportunidad de caminar un rato y dispones del calzado apropiado, fluye, siéntete y disfruta tú caminar. Déjate ir y relájate mientras caminas de forma normal y sin prisa. Respira de forma natural y relajada mientras permites que tu cuerpo se balancee rítmicamente entre cada paso. Si llegan pensamientos, lo cual que es muy normal, retoma tu atención en tu caminar.

Por último, pero no menos importante es … Comer. Comer es algo que a todos nos gusta.

Practicar la atención completa a la hora de comer es la mejor manera de disfrutar del alimento. Lamentablemente, si estas en una cena de negocios, con mucha hambre o con el tiempo reducido, es muy probable que no puedas hacerlo, pero si tienes la oportunidad, comienza por mirar tu plato e identificar los alimentos, ver sus colores. Consume tu alimento con calma disfrutando y reconociendo los sabores y las texturas. ¿Cómo sabe el tomate, cuál es la textura del aguacate, cuán crujiente está la lechuga? ¿Cuán suelto está el arroz o cuán tostada está la pizza?  Practicar la atención plena a la hora de ingerir tus alimentos es sumamente placentero, y hay muchos que opinan que hay beneficios adicionales relacionados a la buena digestión y a escuchar las señales de tu cuerpo al recibir estos.

Como vez, si no tienes tiempo para meditar, el MNCD es algo que puedes practicar sin que nadie se entere y en cualquier momento del día.