Spiritual Coaching. Porque algunas cosas no se pueden encontrar en google.

No está en Google. Posiblemente esa es la razón principal para buscar la ayuda de un “spiritual coach” o asesor espiritual, en su traducción al español. Cosas como el servicio, la vocación, la trascendencia, la espiritualidad o una mezcla de todas estas, hacen que en algunos momentos de nuestra vida necesitemos más que un cambio de trabajo o de carrera. Hay momentos en nuestra vida en que lo que buscamos es transformación y trascendencia. Como parte del desarrollo en el conocimiento de lo holístico, el reconocimiento de nuestra parte espiritual ha tomado la importancia que se merece haciendo que más personas reconozcan la importancia del coach espiritual.

Aquellos que reconocen la importancia de su dimensión espiritual y cómo esta influye en su proceso de crecimiento y desarrollo en los aspectos profesionales, familiares o evolutivos y buscan la asesoría espiritual con los pies en la tierra, son por lo general los que se mueven a buscar de este tipo de profesional. Personas reconocidas como Marianne Williamson, Carolyn Miss, Deborah King y Alejandra Plaza entre otros, han sacado a la luz pública la importancia de este tipo de asesoría.

Un buen coach espiritual te puede ayudar a  creer en ti, a descubrir tu verdadero propósito en la vida, a conectarte con tu más alto ser, encontrar guía y ayudarte a alinear tu vida profesional con tu vida espiritual.  Los servicios de un coach espiritual no tienen que ver con religión. Un asesor espiritual es una persona empática que entiende la diversidad de caminos espirituales y los respeta.

Un coach espiritual va cogido contigo de la mano en procesos de auto descubrimiento o de momentos en nuestra vida donde nos es necesario perdonar, soltar y/o crear nuevos hábitos o empezar una nueva vida.

Cuando queremos eliminar la toxicidad de nuestro campo energético y comenzar a sanar el alma para alcanzar nuevas metas, o para simplemente para comenzar a vivir en paz y feliz, el asesor espiritual te ayudara a reconocer y hacer uso de las habilidades que  tienes por el hecho de ser un Ser espiritual.

Personas altamente “exitosas” cansados de trabajar con la métrica y la razón y de no ver más progresos en su vida o simplemente porque no son felices a pesar de tantos sacrificios, se mueven en busca de los cómos y los porqués con la asistencia de un coach espiritual.

Cuando decides trabajar con un coach espiritual es probable que tengas que llenar un formulario inicial completamente confidencial. Este formulario y la consulta inicial servirán para conocerse, establecer prioridades y determinar la posible duración de la consulta. El tiempo establecido será parte del acuerdo y estará basado en un tiempo razonable para poder explorar, enfocar, dirigir la energía y la intención y medir resultados.

Algunas personas en momentos de dolor como una pérdida por muerte y en casos de saberse con alguna enfermedad terminal también acuden a un asesor espiritual. Es importante mencionar que este servicio no es un remplazo a otras terapias médicas o la solución milagrosa a una enfermedad. Si bien es cierto que casos de sanidad considerados milagros han sido documentados en este tipo de intervención, también lo es la aceptación de una condición terminal de manera normal, tranquila y en paz.

Nuestro más grande potencial es nuestra capacidad de conectar con lo trascendente y lo Divino. Son los límites que nos imponen nuestros pensamientos, creencias y prejuicios los que no nos permiten acercarnos a buscar nuestra misión de vida con pasión y valentía y para eso la  asesoría espiritual es la mejor alternativa.

Por: Wilfredo Robles

El autor es coach espiritual y profesional certificado en tanatología.