USANDO EL ESTRÉS COMO ALIADO

USANDO EL ESTRÉS COMO ALIADO

Diálogo:

Yo – “Trabajar duro no es sinónimo de joderse. El estrés te puede estar jodiendo.”

Amigo – “Coño sí, pero tengo que trabajar.”

Yo – “Lo mismo… trabajar no es sinónimo de joderse. El estrés te está matando.”

Amigo – “¿Y cómo lo evito?”

Esta espontánea conversación me llevó a escribir sobre el estrés y la capacidad de usarlo como una herramienta de manifestación. Pero, ¿qué es realmente el estrés?

El estrés, es una disonancia, es una falta de armonía, una falta de correspondencia y de balance causada por situaciones u eventos que traen consigo la sensación de amenaza, incertidumbre, temor, disgusto o inseguridad.

Un ejemplo de estas situaciones puede ser: discrepancias con un superior, demandas de trabajo, roles y actitudes de los compañeros o del equipo de trabajo, cambios en el núcleo familiar, una muerte, un divorcio, un embarazo, cambios en tu medio ambiente, un nuevo trabajo, una relocalización, asuntos legales y/o financieros… Si sigo, no termino.

Por lo general esto viene acompañado de más horas de trabajo, incomodidad, irritabilidad, menos horas de descanso, inconformidad y comunicación deficiente, y otro sinnúmero de cambios y efectos fisiológicos que tal vez conoces y que no vale la pena mencionar.

Mi propuesta como Coach de Maifestación es que dejemos de ver el estrés como un problema y que comencemos a usarlo como un posible aliado. Créeme, esto es un hecho comprobado, si aprendemos a tratar a la “bestia” llamada estrés, terminaremos montándola y usándola para nuestro beneficio.

Presta atención.

La manera en la que respondemos al estrés afecta nuestro funcionamiento biológico y cognitivo. El estrés afecta tu capacidad de pensar, de análisis, de percepción y de manifestación. Eso no es teoría, eso es un es un hecho comprobado científicamente. Así que mas que el evento que causó la respuesta que causa el estrés, llámale trabajo, jefe, familia, proyectos, negocios, etcétera, nuestra respuesta al estrés es la que agrava más la situación.

Te lo voy a repetir. NUESTRA RESPUESTA AL ESTRÉS ES LO QUE AGRAVA MÁS LA SITUACION DE LIDIAR CON EL ESTRÉS.

El estrés genera signos de excitación, tales como la aceleración de los latidos del corazón, la ansiedad, el nerviosismo y temor y esto, contrario a ayudarnos a centrarnos para buscar soluciones, nos presiona fisiológica y cognitivamente a buscar exceder la demanda, aun a pesar del sacrificio de los recursos. Todo buen administrador lo sabe.

¡Hey!!  Así no se trabaja eficazmente. Léelo nuevamente… Así no se trabaja eficazmente. Esa no es tu zona de manifestación.   Tú no quieres funcionar desde ahí, es contra producente.

Entonces… ¿Qué puedo hacer?

Mi propuesta para convertir el estrés en aliado comienza modificando la percepción que tenemos, la evaluación que hacemos y nuestras respuestas con relación al estrés y su causa.

Polaricemos el estrés, movamos la balanza hacia el polo opuesto. Por ejemplo… Ese “golpe” de energía que te causa el estrés lo puedes utilizar a tu favor, esa liberación de oxitocina que te produce el estrés la puedes utilizar a tu favor. Mi visión con relación al estrés es que este es una muy normal dinámica energética basada en un análisis situacional.  Si cambias el análisis, todo cambiará.

Fantástico, pero… ¿Cómo le doy vueltas al asunto? ¿Cómo lo cambio?   ¿Cómo lo Polarizo?

AQUÍ TE DIGO CÓMO

El primer paso es la aceptación. Antes de que comiences a crear y a resolver problemas que no existen y a preparar presentaciones cuando lo que se necesita es un borrador, reconozcamos que sí.  Que tienes muchas cosas que hacer y que la parte más difícil no es el estrés ni todas las quinientas mil cosas que tienes que hacer, sino la dificultad que representa dejar de pensar en el trabajo o alejarte de este por unos momentos.    Aceptado, tienes cosas por hacer.  Ahora, ¿puedes aceptar que esas cosas que tienes que hacer, son retos y no amenazas?

De eso se trata mi propuesta, de comenzar a modificar las percepciones. Se trata de dejar de ser pesimista y de eliminar las expectativas negativas. Se trata de sacar tu mente del trabajo o de la situación estresora, no para sacarte el estrés del sistema, sino para usarlo a tu favor. ¿Leíste bien? No para sacarte el estrés del sistema, sino para usarlo a tu favor.

Por ejemplo, aprovecha el estrés para compartir y dialogar la situación con alguien, la liberación de oxitocina liberada como consecuencia del estrés te permite acercarte a buscar ayuda.

¡Esto funciona! Aléjate del trabajo por un rato.  Sal más temprano. Comunícate con un amigo o con alguien con quien puedas hablar, tomarte un café, té, una copa de vino, o caminar un rato mientras conversas.

Otra sugerencia que funciona muy bien es aprovechar ese “golpe” de estrés a tu favor. El estrés te energiza, es una respuesta normal de defensa. Utiliza eso a tu favor realizando ejercicios. Ve al gimnasio, súbete a la trotadora, monta la bicicleta o levanta pesas.  Esto no solo te ayudará a “botar el golpe” sino que al ejercitarte movilizas tu sistema linfático, oxigenas la sangre y liberas energía estancada a niveles moleculares, aumentando tu frecuencia vibracional.

Si te es imposible ir al gimnasio o salir a caminar, usa las escaleras en lugar del elevador o estaciona un poco más lejos y camina.

Cuarta sugerencia: practica  la atención plena. Esta es una poderosa herramienta de Manifestación que enseño en mis talleres.

La práctica de la atención plena implica observar, pero más que todo, observarte. Toma unos minutos para sentarte a respirar y tomar conciencia de tus pensamientos como un observador aislado. Simplemente respira, observa, siéntete. Sin emitir juicio.

 

Esto te ayudará a reducir la presión arterial, te permitirá observar sin reaccionar, siendo empático y menos reactivo, permitiendo que las cosas fluyan mejor.

Resumiendo mi propuesta.  Acepta que tienes y estas lidiando con factores estresores.  Obsérvate y respira.  Ejercítate.  Sal temprano y socializa.  Andar estresado es nadar contra la marea.  Pon en práctica estas recomendaciones y comienza a utilizar el estrés a tu favor. 

Por: Wilfredo Robles

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *