¡EMPIEZA EL 2018 MEGA CONECTADO!
Las 5 resoluciones espirituales para fin de año que no deben faltar en tu lista.

Agradece
Agradecer es un acto de mucha espiritualidad. Comienza el año con un Diario de Gratitud, en el que podrás crear el hábito de escribir diariamente una razón (o varias), por la que estas agradecido@. Siempre habrá razones para agradecer.
Te invitaron a almorzar, encontraste un objeto perdido, el día está bonito… El hecho de estar vivo, es ya una buena razón para agradecer.
Comenzar cada día con una expresión de gratitud. Estar agradecido no aplica solamente a ocasiones especiales como el recibir un regalo, un aumento de sueldo o un ascenso en la empresa en la que trabajas.
Quienes comienzan los días agradecidos están más felices, tienen su sistema inmunológico más fuerte, duermen mejor y se sienten llenos de vida.

Muestra amor.
Leíste bien, dice mostrarlo y no solo sentirlo…
El amor es lo único que aumenta dándose. Quieres sentirte amado o amada, este próximo 2018 comienza a demostrar amor. Por tus amistades, por el planeta, por tus familiares, por tu pareja y ¡por ti mismo! Muchas relaciones se afectan o terminan por falta de expresiones amorosas. Mostrar amor es la mejor manera de mantener y mejorar las relaciones. ¡Conviértete en una expresión de amor en este nuevo año!

Deshazte de tus prejuicios.
Proponte viajar, compartir con personas de otras razas y nacionalidades y leer sobre otras culturas en este nuevo año. Nadie nace prejuiciado. Los prejuicios son ideas y/o creencias discriminatorias contra una persona o un grupo de personas e incluso contra una raza o género. La diversidad es lo que hace la vida interesante. Entender eso nos ayuda a superar esas ideas limitantes y preconcebidas.
Medita todos los días.
La meditación es la mejor terapia anti estrés y anti envejecimiento, y así ha sido comprobado en cientos de estudios. Meditar aporta paz y claridad mental y nos ayuda a trascender y a encontrarnos con nuestro más alto YO. Comienza el 2018 meditando de a poquito y ve añadiendo minutos paulatinamente hasta que puedas meditar veinte minutos seguidos. Proponte meditar y verás las ventajas que aporta esta maravillosa práctica a tu vida en el nuevo año.

Siembra un árbol.
Sembrar un árbol es una demostración de fe y esperanza.
Un regalo para todos, especialmente para las nuevas generaciones que se beneficiarán de tu aportación al reducir el calentamiento global. Busca un lugar adecuado y un árbol apropiado para el lugar, considerando su tamaño y raíces.